Principio De Operación

El horno ISASMELT™ es un cilindro de acero vertical revestido con ladrillos refractarios de alta calidad. El aire, oxígeno y el combustible se inyectan a través de la lanza ISASMELT™ a un baño de escoria fundida. Los materiales inyectados reaccionan con las materias primas conteniendo metales en el baño produciendo una escoria y un producto intermedio, que puede ser mata de cobre, cobre blister o plomo crudo.  

Preparación De La Alimentación

La preparación de la alimentación se limita generalmente a la mezcla de materias primas (concentrado, fundentes y carbón) con algo de agua en un mezclador o peletizador. La alimentación húmeda se transporta al horno y es alimentada por gravedad a través de una abertura ubicada en el techo de este.

Lanza De Inyección

La lanza ISASMELT™ está especialmente diseñada para funcionar en el ambiente agresivo del horno. La lanza de acero se desgasta lentamente gracias a su diseño especial. Forma una capa de escoria sólida en su exterior que la protege. La lanza es reemplazada (en un periodo de semanas) para ser sometida a un mantenimiento menor que incluye el reemplazo de una pequeña parte de la punta. La lanza está diseñada para operar con aire a baja presión (<150kPa), lo que reduce el costo en los sistemas de soplado.  

Sistema De Gases De Proceso

Los gases de proceso provenientes de las reacciones en el baño pasan a través de una salida en el techo del horno al sistema de tratamiento de gases, que generalmente consiste de un caldero de calor residual seguido de un equipo convencional de limpieza de gases. Luego de esto los gases de proceso con un alto contenido de SO2, son tratados en una planta de ácido sulfúrico para retirar el azufre antes de su descarga a la atmósfera.

Manipulación De Productos

Los productos líquidos del horno son extraídos a través de un orificio de colada enfriado al agua ubicado en la base del horno. Las diferentes fases liquidas generalmente son separadas en un horno de retención antes de continuar con el tratamiento.

Horno

El diseño del horno es elegante y ha sido desarrollado a lo largo de muchos años para minimizar los costos operativos y de capital, así como también el tiempo de inactividad necesario para su mantenimiento. El diseño cilíndrico permite que se pueda enladrillar fácilmente sin necesidad de cemento y con tolerancias muy estrechas. No es necesario utilizar enfriamiento con agua en las paredes del horno.

Control De Procesos

Sistemas sofisticados de control de procesos que han sido desarrollados en la fundición Mount Isa a lo largo de más de 15 años garantizan que el horno funcione sin contratiempos y con una necesidad mínima de intervención del operador.